Los problemas sexuales afectan nuestra calidad de vida y salud, además de a nuestra autoestima y relaciones de pareja. Al contrario de lo que se piensa, en muchos casos siguen siendo un tema tabú y producen un fuerte sentimiento de vergüenza y malestar a quienes los padecen, por lo que no suelen ser el motivo principal de consulta, saliendo a relucir, en muchos casos, cuando la persona va teniendo cierta confianza con el psicólogo/a, lo que, suele suceder después de llevar acudiendo a varias sesiones de terapia psicológica por otros motivos como por ejemplo: ansiedad o depresión.

Problemas sexuales más frecuentes en la mujer:

Vaginismo: se ejerce tensión en los músculos de la vagina de manera automática e involuntaria provocando dolor durante el coito o que no pueda llevarse a cabo la penetración, las causas suelen ser psicológicas, como por ejemplo: un miedo irracional al embarazo.

Normalmente pueden disfrutar de otros juegos sexuales que no incluyan la penetración y llegar al orgasmo de esa manera.

Anorgasmia femenina: es una de las disfunciones sexuales más frecuentes en la mujer. La anorgasmia es la dificultad o incapacidad de algunas mujeres para llegar al orgasmo a pesar de que pueda existir deseo sexual y adecuada estimulación y excitación sexual. Suele estar relacionado con mitos o prejuicios sobre la sexualidad, ansiedad, depresión, así como, con creencias religiosas y actitudes aprendidas.

-Trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH): Es uno de los principales motivos de consulta dentro de los problemas de tipo sexual. Consiste en la disminución o desaparición de ganas de tener relaciones sexuales, lo cuál genera ansiedad y malestar en la persona y problemas a nivel de pareja. Conviene siempre descartar que la falta de deseo esté provocada por factores de tipo físico o consumo de sustancias o fármacos.

Problemas sexuales más comunes entre los hombres:

-Eyaculación precoz: hablamos de eyaculación precoz cuando ésta se produce antes de que los dos miembros lo deseen, no pudiendo controlarla y causando serios problemas en las relaciones sexuales. En los casos más graves, la eyaculación se produce antes de la penetración o inmediatamente después de la misma.

-Disfunción eréctil: es una incapacidad persistente y recurrente para alcanzar la erección o mantenerla hasta el final de la relación sexual, provocando gran malestar en la persona y causando problemas en las relaciones sexuales.